UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

otras paginas

jueves, 1 de abril de 2021

EL REENCUENTRO

 


A menudo es la vida quien decide por ti, aunque yo todavía sueño como un príncipe, pero vivo y lucho como un guerrero, y ya no queda espacio en mi infierno para otro diablo.

Cuando ella se marchaba, asió la mano de él, y mirándole a los ojos ella le dijo:

No te asustes, la muerte es algo que no debemos temer, porque mientras somos, la muerte no es, y cuando la muerte es, nosotros ya no somos.

Él mirándola con una lagrima en el ojo, acaricio su cabello blanco asintiendo, y le replico:

Te buscaré a través de mil mundos, y durante diez mil vidas hasta encontrarte, y volver a enamorarte.

A la mañana siguiente, cuando el sol asomaba por la ventana, él se sentó en el alféizar, y luego voló de nube en nube, de mundo en mundo.

 


domingo, 28 de febrero de 2021

LA EXTRAÑA PAREJA

 


Seguramente Los que piensan diferente son los que hacen que el mundo avance, no hay ninguna duda.

Desde pequeños se nos enseña a repetir y hacer las cosas tal como nos enseñaron, y no a cuestionar el porqué de hacer las cosas así, ¿Por qué si todos lo hacen, no puede estar mal, no?

Que debieron pensar aquella mañana, cuando vieron el conformismo cogido de la mano de la mediocridad.

La verdad es, que son una pareja curiosa y extraña, la mediocridad y el conformismo, son como un sutil veneno que se ocultan como tímidas damiselas en el interior del personaje. La mediocridad es vergonzosa porque no está orgullosa de sí misma, sabe que no es valorada en la sociedad y que la encuentran prescindible. Pero ella se hace pasar a veces por el brillo de la ironía inteligente, con la ayuda del peso de la autoridad, y por la dulzura de la hipocresía, edulcorado por un cargante conformismo. Con esos disfraces la mediocridad y el conformismo hasta pueden cosechar fugazmente alguna ración de aplauso y admiración. Mientras puedan camuflarse con tantos disfraces, se aseguran vida y sustento.

La presión social por encajar, por parecerse a los triunfadores, acaba condicionando la libertad de decisión, acabando en simple conformismo, y esto me recuerda una reflexión de un amigo que dirigía equipos, “todos somos genios, pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil” y lo peor es que no se conseguirá que el equipo funcione

En un momento donde necesitamos más que nunca talento, experiencia vital, ilusión, capacidad y a gente fuera de la media, la mediocridad campa a sus anchas, evitando que la gente se atreva a destacar por miedo a ser diferente, por miedo a “no encajar” y a ser visto como “raro”.

¿Prefieres encajar y ser infeliz, como todos los demás? Porque eso es la mediocridad

 Deberíamos Atrevernos a salir cada dia un poco de nuestra zona de confort.  Hoy comer en un restaurante nuevo. Discrepar con argumentos ante el jefe, Mañana ir por un camino diferente al trabajo… y quizás dentro de un mes, haciendo eso con lo que desde hace años sueñas pero que nunca te has atrevido. Pero empieza a probar a hacer cosas nuevas.

 


sábado, 20 de febrero de 2021

QUERIA SER LIBRE

 



Peter Fechter  17 agosto 1962  Berlin 

La Historia de la canción “libre” escrita por Armenteros y Herrero, e interpretada por Nino Bravo en octubre de 1972 del siglo pasado, se inspira en la trágica historia real del muro de Berlín, conocido por el “Muro de la Vergüenza” y lo que a su alrededor acaeció.

“Tiene casi 20 años/ y ya está cansado de soñar,/ pero tras la frontera está su hogar/ su mundo y su ciudad./ Piensa que la alambrada sólo es/ un trozo de metal/ algo que nunca puede detener/ sus ansias de volar”.

La misión era complicada. Peter Fechter y Helmut Kulbeik pasaron varias semanas observando con detenimiento cada movimiento de la guardia, las rutinas, las diferentes características de la construcción. Hasta que se les ocurrió un plan. Algo precario, pero ellos consideraban que si aprovechaban la velocidad y la agilidad de sus 18 años podía tener éxito. El 17 de agosto de 1962 se decidieron a llevarlo a cabo.

“Libre,/ como el sol cuando amanece/ yo soy libre, como el mar./ Libre,/ como el ave que escapó/ de su prisión/ y puede al fin volar./ Libre,/ como el viento que recoge/ mi lamento y mi pesar/ camino sin cesar/ detrás de la verdad/ y sabré lo que es al fin/ la libertad”.

Los dos adolescentes se escondieron en una panadería pegada al Muro. En ese lugar exacto la seguridad parecía vulnerable. Conocían de memoria el movimiento de los guardias. Había un breve momento en que se producía un punto ciego en el lugar que ellos se encontraban. Debían aprovecharlo. Saltar, caer en lo que se denominaba Pasillo de la Muerte, (también conocido como Zona de Seguridad o Zona de nadie), un pasaje que estaba entre los dos muros, correr rápido una decena de metros hasta alcanzar el alambrado. Luego sortear el alambre de púa y trepar la cerca para caer del lado occidental. Donde al otro lado los esperaba la libertad

Peter Flechter y su amigo lograron saltar sin ser vistos pero mientras escalaban el cerco, el último obstáculo, que los separaba del lado Occidental, fueron divisados por los guardias del lado Oriental.

Primero fue un grito. Seco, terminante, intimidatorio. Los chicos no giraron la cabeza y apuraron sus movimientos. Enseguida llegó la ráfaga de disparos.

Helmut consiguió llegar a lo alto del muro y dejarse caer del otro lado. Estaba ileso, y en libertad. Peter fue alcanzado por una bala que ingresó a la altura de la cadera. Cayó de espaldas contra la tierra. Quedó tirado en la Zona de Nadie. A su alrededor se fue formando un charco de sangre oscura.

“Con su amor por bandera/ se marchó/ cantando una canción./ Marchaba tan feliz que/ no escuchó/ la voz que le llamó./ Y tendido en suelo se quedó/ sonriendo y sin hablar/ sobre su pecho flores carmesí/ brotaban sin cesar”.

Durante 50 minutos Peter Flechter agonizó ante la vista de cientos de personas que solo miraron. Cuando dos soldados del lado oriental lo recogieron ya nada se podía hacer. Peter, a los 18 años, había muerto de un balazo, procurando su libertad, tratando de cruzar el muro absurdo.

Después de 59 años no hemos aprendido nada de lo que significa libertad 



https://www.infobae.com/historias/

domingo, 10 de enero de 2021

LA FIESTA HA TERMINADO

Jack Vettriano 1976



Para no querer se arrimaba mucho, pensé

El ambiente estaba muy cargado, una niebla de humo de tabaco rodeaba las mesas del garito, apenas se distinguían las figuras a contraluz de las luces rojas y negras, una melodía triste se escuchaba entre el murmullo de los intercambiadores de fluidos. Pero ella destacaba en la penumbra con su melena rubia rizada, estaban sentados ambos los dos en la mesa contigua, el un varón esmirriado en mangas de la camisa manteniendo el gorro ladeado, como de musico de jazz venido a menos y un pitillo en su mano izquierda, ella parecía una diosa rubia con su vestido largo negro, su escote permitía adivinar todo, y la abertura lateral del vestido regalaba la vista con unas piernas largas cruzadas y una bonita liga violeta en su muslo.

Sin ser yo un cotilla atento a lo que ocurría en esa mesa contigua, sino mas bien porque mis ojos no lograban separarse de la liga violeta, pude escuchar como ella le decía:

Cuanto más triste es la despedida, más alegre es el regreso. – le dijo ella

El permaneció callado, y no le pregunto nada, ni ella le conto más, solo lo miro desde el otro lado de la mesa, le dio una calada larga al “camel” y le envolvió con el humo.

Después de un tenso silencio regado con humo, el dijo: De niño te soñé sin verte durante años, somos amantes y el mundo es nuestro si quieres.

Mañana parte mi marido, y no puedo evitar la sensación de que se acaban mis días de tarjetas de plástico al infierno o la gloria, depende el punto de vista. - dijo ella

Entonces, el asió sus manos sobre la mesa y mirándola fijamente a los ojos le dijo: Pasear a vuestro lado por la vida señora, ha sido muy agradable 


 

sábado, 26 de diciembre de 2020

LAS FLAPPERS

 

Si acaso, el día que decidas, como, cuando, y con quien divertirte, serás una flapper, reconócelo no lo ocultes

Rebeldes, contestatarias, transgresoras y feministas, las flappers surgieron a principios del S.XX, Con la llegada del liberalismo social y tras el fin de la Primera Guerra Mundial, el inconformismo y las ansias de libertades sociales empezó a resonar con fuerza en la mentalidad de hombres y mujeres de todo el mundo -sobre todo en las mujeres que eran las que tenían más limitaciones en sus derechos y libertades-.

Al acabar la guerra, las mujeres salieron de sus casas para comenzar a trabajar en fábricas, oficinas, talleres o incluso puestos de trabajos que antes solo estaban destinados a los hombres. Es por ello que el corsé desaparece de su vestimenta (y de su cabeza) para dar paso a propuestas más cómodas que les permitiesen moverse con facilidad y estar confortables en los lugares de trabajo, y fue entonces cuando surgió un movimiento que no entendía de clases sociales pero que tenía un denominador común: el romper con lo establecido y dejar atrás la opresión machista de la sociedad.

las flappers  se caracterizaron por usar maquillaje llamativo, a cortarse el pelo al estilo 'bob' a la altura de las orejas, en comparación de los cabellos largos de las “chicas Gibson” a lucir prendas más cortas por encima de la rodilla, realizaban prácticas que antes solo estaban destinadas a los hombres como beber alcohol, hablar de sexo como un tema corriente, fumar cigarrillos, no tener buenos modales, practicar deporte, conducir y frecuentar locales nocturnos -donde sobre todo escuchaban jazz, la música no convencional de ese momento-.

Y desde entonces las flappers continúan, ¿eres tú una de ellas?

 


jueves, 24 de diciembre de 2020

EMBUSTERO Y BAILARÍN

 

Foto de Alison Wright

Era experto en milongas, trasnochador de vocación, y transgresor por naturaleza, era sin duda el perfecto bailarín de la vida, tenia un culo en cada esquina y un par de muslos en cada Boîte.

Con apenas setenta kilos y un metro ochenta de estatura. Su mirada cautivadora, y su sonrisa emotiva las pegaba a su cintura al ritmo que él marcaba, cuando la música sonaba el silencio y las miradas lo señalaban, y sus pies se movían agiles para escabullirse en busca de otra madrugada.

Pero un día su pecho estallo, sus tobillos flaquearon y no pudieron seguirle, y el vodka hizo el resto. Él lo intento, todo el día y toda la noche, volvió a contarle milongas a la flaca, pero esta vez no le creyó, entonces dejo de bailar y se marchó.

Ahora solo queda una foto, algún vago recuerdo, y en la Boîte los comentarios de barra, por si alguien quiere escucharlos. 


jueves, 10 de diciembre de 2020

AVENTURAS Y DESVENTURAS EN LOS BAÑOS

 


Fue una noche de viernes, de esas que los pafetos están rellenos de disfraces y carnes prietas, y si miras a los ojos de los disfrazados logras ver las estrellitas, fue esa noche cuando aprendí casi todo lo que se de los baños públicos. Aunque reconozco que me costo centrarme realmente en el tema en cuestión, pero realmente era difícil centrarse solo con el oído 

Casi no podía oír lo que decía con tanto ruido musical, pero si la podía mirar, deslúmbrate entre las luces negras del local, su pelo negro azabache hacia resaltar sus labios carnosos de rojo carmín, que conseguían una sonrisa jugosa, acompañada de unos grandes ojos verdes de pícara mirada, Pilar se llamaba, ella seguía hablando mientras yo seguía inquiriendo a su canalillo una respuesta. En un momento dado con un movimiento de sus pechos, ambos los dos a la vez, logro cambiar la dirección de mi vista, e intente prestar atención a sus palabras en detrimento de mis ojos, por lo que no voy aburriros con los detalles de su voluptuoso cuerpo femenino, y os transcribiré su sabiduría en el devenir nocturno por los lugares de copas.

'Nunca, nunca pero nunca te sientes en un baño público’ me dijo ella, y a continuación me mostraba ‘la posición ninja' que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.

Aunque eso ya lo había escuchado a mi amiga la psicóloga, continúe prestando atención a sus dos botones sobre los pechos, - Pilar continúo diciendo 'La Posición' es una de las primeras lecciones de vida que tienes que saber cuándo vas de marcha y cuando no, también.  'La posición' es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar, continúo diciendo.

Por un momento tuve la impresión que mis oídos se habían taponado y mis ojos volvieron a su punto de origen, debo reconocer que no tuve la fuerza de voluntad suficiente de apartar la vista de sus hermosos y voluptuosos pechos que amenazaban salir de su apretada camiseta. Y nuevamente, esta vez el acercamiento de sus rojos labios a mis orejas logro de nuevo centrar la conversación, no sin antes dar un sorbo a la copa de cardhu que por cierto se acababa.

Cuando TIENES que ir a un baño público, te encuentras con una cola de tías que te hace pensar que dentro están regalando penes de distintos colores y tamaños. Así que te resignas a esperar, sonriendo como gilipollas a las demás tías que también están discretamente cruzando piernas y brazos en la posición oficial de  'me estoy 'meandooooooooo!

No es que me aburriese su conversación, pero las dos tetas de Pilar merecían más atención, y yo estaba en disposición de llegar a un acuerdo con ellas, aunque por un instante, solo un instante baje la vista al resto del cuerpo, sus muslos sobre el taburete se incrustaron irremisiblemente en mis pupilas, a duras penas logre centrarme en sus labios que me sonrieron picaronamente como si pudieran haber leído mi mente.

Finalmente te toca a ti, continúo diciendo Pilar, - mis ojos se agrandaron y mi sonrisa se amplió – pero no iba por ahí la cosa, finalmente – continuo diciendo -, uno de los baños se abre y te lanzas casi tirando a la tía que va saliendo, entras y te das cuenta de que el puto picaporte no funciona (nunca funciona, dice); no importa... Cuelgas el bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho, dice), inspeccionas la zona, el suelo está lleno de líquidos indefinidos y claro no te atreves a dejarlo ahí, así que te lo cuelgas del cuello mientras miras como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de cositas que fuiste metiendo dentro, la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso...

Quizá fue menos de un minuto, aunque me parecieron más, me deleite en imaginar los posibles juguetes que tendría en el bolso, además de profilácticos – pensaba, los llevara de colores? 

Pero volviendo a la puerta... Continuo diciendo, como no tenía picaporte, la única opción es sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas los pantalones y te pones en 'la posición ninja'... Alivio...... AAhhhhhh.... por fin...

Y ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar.... Porque estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, las bragas cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 kg colgando de tu cuello.

-Inverosímil la imagen que se creo en mi mente de la situación estando yo detrás-  y justo en ese instante el vocablo “muslos” despertó de nuevo mi olfato visual al desplazar la mirada hacia donde imaginariamente terminaban sus muslos, pero su parloteo consiguió languidecer mi ardiente imaginación.

Te encantaría sentarte, - continuo Pilar hablando, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubriste con papel, interiormente crees que no pasaría nada, pero una voz en tu interior retumba en tu cabeza “Jamás te sientes en inodoro público”, así que te quedas en 'la posición' con el tembleque de piernas... ¡¡¡Y por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíííííísima del chorro te salpica en tu propio culo y te moja hasta las medias!!!

No pude evitar la carcajada, que corté rápidamente ante el dedo índice que alzándolo inquirió mi atención. Con suerte no te mojas tus propios zapatos, y es que adoptar 'la posición' requiere una gran concentración.

Pilar con las manos en la cabeza y moviéndola de lado a lado, continúo diciendo, buscas el rollo de papel higiénico, pero, ¡no hayyyyyy...! ¡El rollo está vacío...! (siempre está vacío en los baños públicos) Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kilos de cachivaches que llevas en el bolso haya un miserable pañuelito desechable... pero para buscar en tu bolso tienes que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio....... Y en cuanto la sueltas, alguien la empuja y tienes que frenar con un movimiento rápido y brusco, ¡¡¡mientras gritas OCUPAAADOOOO!!!

Sin contar el porrón del portazo, el desnuque con la correa del bolso, el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas... el recuerdo de……… en ese momento mis sensores auditivos dejaron de funcionar y nuevamente el olfato visual me traslado a su postura con las piernas cruzadas sobre el taburete visualizando un trozo mas arriba del muslo que su corto vestido de lana había dejado ver por la postura adoptada, cada minuto que pasaba me gustaba mas la historia que contaba y eso que solo apenas podía ver el movimiento sensual de sus labios frente a mi

Estás exhausta, acerté a oír volviendo a entrar en el soliloquio que ella y solo ella mantenía conmigo, - cuando te paras ya no sientes las piernas, te acomodas la ropa rapidísimo y tiras la cadena tratando de tocarla lo menos posible, por si las enfermedades y eso ...

Entonces vas al lavabo. No, le dije en un intento de tomar parte del monologo que mantenía, no, tu no tonto, escucha, dijo y continuo.

Entonces vas al lavabo y todo está lleno de agua así que no puedes soltar el bolso ni un segundo, te lo cuelgas al hombro, no sabes cómo funciona el grifo con la mierda esa de los sensores automáticos, así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca, y consigues jabón (si es que lo hay, porque nunca hay en los baños públicos), te lavas en una posición de jorobado de Notredame para que no se resbale el bolso y quede debajo del chorro... El secador no lo usas, es un trasto inútil así que terminas secándote las manos en tus pantalones, porque no piensas gastar tus pañuelos desechables para eso y sales... al fin

En este momento ves a tu maromo que entró y salió del baño de hombres con su sonrisa blanca y dos estrellitas brillando sobre los dientes.

'¿Por qué tardaste tanto?'' te pregunta él.   'Había mucha cola' te limitas a decir.

En ese momento en un movimiento compulsivo no exento de avaricia así su mano derecha entre las mías y acerté a decir -por eso quieres cambiar de novio, ¿verdad?

No necesariamente me dijo con su roja sonrisa, es por solidaridad la razón de por qué vamos en grupito al baño las mujeres, ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, y así es mucho más sencillo y rápido ya que una sólo tiene que concentrarse en mantener 'la posición' y la dignidad...

domingo, 6 de diciembre de 2020

EL PASO DEL TIEMPO

 


Hace un tiempo una amiga bloguera, Dalicia me contaba la historia de Berta, una joven trepidante que tenía unos pechos con los pezones como timbres de castillo. Redondos, orondos y sobresalientes.

Cum Laude, dirían algunos. Erguidos, rosados y rosáceos, de areolas rotundas, esféricas y centradas. Tanto si hacía frío como calor, emergían inhiestos, traviesos e inflamados, eran como aquellas canicas con las que jugábamos antaño, pero con una textura firme y carnosa proclive a ser pellizcados y ser acariciados.

Berta tenía por norma encremarlos y domarlos cada mañana, durante media hora al menos. Con su botecito de loción hidratante, se sometía a la placentera tarea de acicalarlos y reafirmarlos, después, salía al balcón y regaba las plantas desnuda de cintura para arriba, independientemente del frio o calor, y así mientras los pétalos de los geranios le cosquilleaban los pechos, ella le mandaba besos de aire al vecindario de enfrente siempre ávido de la ilusión mañanera.

Berta adoraba sus pechos, amaba sus tetas, se maravillaba con sus senos, vivía orgullosa de, con y para su escote y canaliño, en casa jamás usaba parte de arriba, en la playa tampoco, y había días que si no hacía demasiado frío bajaba la basura pechuga en ristre, era la comidilla femenina del barrio, y la merendilla onanista masculina de la manzana. A ella, como no, le traía sin cuidado.

Sabía que sus tetas eran la envidia de ellas, y el deseo de ellos. Así que eso la inflaba de una manera brutal, y a la vez sensual, tanto se le inflamó el deseo y el pecho, que sus manos comenzaron a mostrarse escasas, por lo que tuvo que buscar refugio en lugares ajenos, sinuosos e inciertos, y poco a poco aquellos senos, fueron siendo cada vez menos de ella y cada vez más de otros, hasta que de tanto repartirlos se le fue cuarteando la piel y el lustre.

Berta empezó entonces a taparlos, a sujetarlos y camuflarlos. Se cruzaba de brazos en la parada del autobús, usaba echarpes en el trabajo y una bata bien pertrechada en casa, los pechos se descolgaron, los pezones languidecieron y las estrías y arrugas camparon a sus anchas por todo su cuerpo, tanto y de tal manera que el busto se le hizo pellejo, y Berta no pudo soportarlo, y una mañana fría de enero se suicidó, se colgó de la lampara de su habitación con un sostén frente a su espejo preferido.

Cuentan que algunos diarios locales se hicieron eco: Encontraron una mujer desnuda en su piso muerta. Todo apunta a que fue un suicidio. La autopsia parece clara: fue a causa de un despecho.

 


sábado, 5 de diciembre de 2020

LA PASTILLA ROJA Y LA PASTILLA AZUL

 


En la película Matrix, Morfeo ofrece al protagonista Neo la posibilidad de elegir entre dos pastillas, la roja y la azul. La pastilla roja le permitirá ser quien es, y ser consciente de la realidad de Matrix. En cambio, la pastilla azul le mantendrá en un mundo de plácida fantasía donde siempre gana. 

Con frecuencia, la vida cotidiana nos sitúa en este tipo de dilemas. Siempre aparece alguien que nos vende humo, en una relación de pareja, en un grupo social o en un equipo de trabajo, alguien con manifiesta verborrea interesada nos ofrece la pastilla azul.

Enseguida la compramos y nos acomodamos a la situación promovida por la pastilla azul, así evitamos generarnos tristeza, enfado o agobios y nos acostumbramos prontamente a esa cómoda situación de auto engaño.

y cambiar esa cómoda situación, implicaría hacer un considerable esfuerzo y asumir riesgos. Puede ser sorprendente la cantidad de energía que se puede llegar a destinar para maquillar la realidad, ante los demás y ante uno mismo, para mantener la inercia para evitar plantear un cambio de rumbo.

A diferencia de lo que sucede en Matrix, desafortunadamente, cuando en nuestra vida se elige la pastilla azul, la sustitución de la realidad por la fantasía es parcial. Una parte de nosotros mantiene la consciencia, sabe lo que pasa, y a través de manifestaciones tan variadas como la ansiedad, el insomnio, o la hiperactividad, consigue que el vendedor de humo y sus pastillas azules sean el camino a la destrucción personal y la del equipo 

domingo, 29 de noviembre de 2020

JUVENTERANIA !

 


La simbiosis de la pujanza y fuerza de los "jóvenes" con la veteranía y experiencia de los "mayores " da vida a este "palabro" y así se consigue con ello, que los proyectos de futuro y el trabajo en equipo se realicen satisfactoriamente, de acuerdo a las expectativas de la Dirección, y del resto de miembros que forman el equipo y la sociedad.

Los acontecimientos hacen reflexionar sobre aquellos seminarios en los que participaban de una manera activa los “GURÚS” del momento y que formaban o pertenecían a grandes corporaciones de reconocido prestigio internacional, estos versaban sobre "Gestión y Dirección " así como " el Liderazgo y el Cambio".

Según las grandes "Gurús" de la sociedad, así como de la empresa (opinión que comparto) los Lideres deben unir y sumar las características de cada uno de los que forman parte del equipo independientemente de la edad y formación, pues cada uno de nosotros somos          " útiles expertos " en el puzle y en las distintas facetas del proyecto de futuro que se pretende realizar.

El liderazgo no tiene nada que ver con la gestión, se complementan pero no se sustituyen, la gestión hace que todo funcione como un reloj, el liderazgo consigue que  esa gestión se realice en la dirección correcta

Deberíamos evitar la mediocridad y huir del amiguismo innecesario, si queremos alcanzar las metas propuestas y conseguir la realización de nuestros proyectos de futuro, y conseguir estar en consonancia con la sociedad que nos posibilita su apoyo, debemos sumar pujanza y experiencia, debemos recurrir a la "JUVENTERANIA"


jueves, 26 de noviembre de 2020

CIELO O INFIERNO, LA ELECCION DULCE

 


Todo marchaba alegre, yo celebraba la conquista, la música sonaba fuerte y mis amigos cantaban, pero aquella noche fue distinta, hubo una emboscada, todo fue un infierno no hubo tiempo de nada La gente corría asustada no sabía que pasaba, yo la fiesta celebraba

Y esa noche fue mi último suspiro, no tuve salida, el pecho me explotaba y la muerte me llevaba, todo quedo en silencio, la muerte vino a buscarme, ya debía varias vidas, pero esta vez no tuve suerte y pagué con la mía

Así es esto de la vida todos pierden nadie gana los lujos y los millones no me sirvieron de nada mi gente lloraba, y yo ya no sentía mi cuerpo, y así  tirado en el suelo les decía, que perdonen mis errores no sabía lo que hacía, Hice todo fácil y fácil se fue mi vida

Mis ojos se van  cerrando y a la  luz me voy acercando será el cielo o el infierno lo más seguro es que pronto me estaré quemando


miércoles, 25 de noviembre de 2020

EL RUMOR

 

Un día Alguien en algún lugar escribió: “Me encantan los rumores sobre mí, me entero de cosas que ni yo sabía que había hecho”

Un amigo me comento un día una anécdota de cuando hizo la “mili”. Recordaba al sargento de su compañía, lo que ahora se consideraría un líder con mucho carisma, dirigiéndose a los soldados en su último día de estancia en el cuartel.

En un principio, su discurso se centró en las tradicionales frases de los recuerdos del tiempo compartido y los buenos deseos para los próximos meses en los cuarteles de destino. Hasta ahí, se seguía el guion esperado. Pero lo que le llamó la atención a mi amigo fue el final de la despedida. ¡Con mucha energía, incluso cierto enfado, este sargento se esforzó en dejar muy claro que él nunca había estado en la legión, ni en ninguna otra unidad de élite del ejército!

Al parecer se había extendido este rumor por el cuartel sin ningún tipo de fundamento, posiblemente desde un sentimiento de admiración de los soldados hacia su mando y esta situación llegó a resultar molesta a su protagonista.

Los rumores suelen satisfacer algún tipo de necesidad emocional o intencionalidad de provocar daño en un equipo de trabajo u organización. No es muy habitual que sean un reconocimiento de capacidades o logros, como en el ejemplo anterior, más bien suelen ser descalificaciones, en aspectos profesionales, como atribuir la responsabilidad de la pérdida de un cliente, o incluso personales, como un supuesto exceso de consumo de alcohol.

En cualquier caso, el rumor se caracteriza por ser anónimo, nadie se responsabiliza de su autoría, por su capacidad de difusión, boca a boca y a través de redes sociales, y la dificultad para controlarlo, puede llegar a ser muy difícil desmentirlo de una forma eficaz.

De esta forma, el rumor se convierte en un comunicado “extraoficial” cuyo nivel de influencia en el equipo puede superar a las fuentes oficiales y generalmente tener un efecto dañino. Como suele suceder en cualquier aspecto de “salud”, el mejor tratamiento es la prevención.

Las reuniones, dirigidas de una forma adecuada, facilitan espacios de comunicación donde todo el mundo se responsabiliza de lo que dice y lo que calla. En ellas, se puede compartir la información de una forma ordenada y constructiva. No siempre impiden la aparición de rumores, pero, al menos, limitan su poder.

 

Recuerdo de Luis Palacios

 

 




lunes, 9 de noviembre de 2020

TAL PARA CUAL

 

¿Cuánto tiempo se va a continuar con esta farsa intolerable? Los orensanos están hartos y con una sensación de desamparo, no encuentran el apoyo imprescindible para afrontar con esperanza decisiones que alivien su estado de ansiedad.

Los orensanos reclaman soluciones para frenar las actitudes dictatoriales del prepotente presidente del consistorio. El Partido Popular, es el único responsable de su avaricia por el poder, y ello motiva la crispación y polarización en la que los ciudadanos de la ciudad se ven envueltos.

El Partido Popular es el actor principal de este desgobierno en el Concello de Ourense y no puede eludir su responsabilidad en base a difamaciones, manipulaciones en los medios, y aun menos en descalificar a su adversario político.

Los culpables tienen apellido, por un lado, Jesús Vázquez abad (hoy senador por asignación autonómica y portavoz del grupo popular en el Concello), a demostrado su incapacidad en la mediocre gestión realizada, tanto en su paso por el cargo de Conselleiro de Educación, en la Xunta de Galicia, como de alcalde en el periodo 2015-2019 en Ourense, y ahora sigue en el papel de confabulador, intrigante e injurioso como un dócil lacayo de su partido, pero con cargo al erario publico para mantener su status.

Por otro lado, el líder de C´s y concejal en el Concello de Ourense José Araujo, una escisión del PP, que según “sus buenas intenciones” son las de desbloquear la situación de desgobierno propiciando encuentros entre el PP y el PSdeG-PSOE, que “lamentablemente” no llegan a buen fin, bien por una u otra causa.  

El procedimiento democrático según establece la Constitución, es la moción de censura, y para ello, para dar normalidad al gobierno local, Rafael Rodríguez Villarino, cabeza de lista más votada en las elecciones municipales y portavoz del PSdeG-PSOE en el Concello de Ourense firma la moción de censura e invita al resto de la corporación a dar el paso imprescindible que exige una sincera toma de posición en beneficio de los ciudadanos de Ourense, poniendo al frente de la alcaldía al partido con mayor apoyo popular.

Lamentablemente el Partido Popular, a través de Jesús Vázquez gestor del desastre y la crisis de gobierno municipal, veta al candidato legitimo del partido mas Votado Rafael Rodríguez Villarino, y parece elaborar una estrategia con la escisión de su partido José Araujo, elaborando así un juego propio de trileros donde se pueda cocinar una receta a la medida de los intereses del PP y C¨s

La ciudadanía deberá exigir  responsabilidades y explicaciones a ambos PP y C´s, para que dejen la farsa y la mentira, para que la tercera ciudad de Galicia pueda progresar y crecer, porque lo merece.

LA HORA DE LOS HIPOCRITAS

 


Deberíamos volver a poner el foco allí donde parece que no queremos mirar, bien por comodidad o por miedo a lo que podamos encontrar. La mirada lúcida y crítica de la sociedad es como un espejo en el que reflejarnos. ¿Es cierto que la crisis ha pasado? Entonces, ¿por qué los trabajos son cada vez más precarios? ¿Acaso nuestra sociedad es más justa e igualitaria? ¿Por qué consentimos la existencia de paraísos fiscales? ¿Cuál es el papel de los medios? ¿Denuncia y crítica o cómplices necesarios de una ópera bufa?

Alguien escribió “la hipocresía es el lubricante de la sociedad” por lo que entonces cabe la pregunta ¿es necesario ser mediocre para llegar a la cima? La respuesta evidentemente es un NO rotundo, ¿entonces porque hay tanto mediocre ocupando cuotas de poder?  Y así a cada repuesta surge una nueva pregunta, podremos estar así hasta altas horas de la madrugada sin acompañamiento de un misero cardhu con un toma y daca para llegar a la triste conclusión de que la sociedad necesita a los hipócritas para sentirse realizada.

Un webmaster amigo mío escribió un post “es una virtud frenar la lengua quien teniendo razón sabe callarse” No cabe duda que esta practica no abunda, pues los fariseos crecen a ojos vista entre los despachos, ante la posibilidad de un cambio económico y social de índole personal e intransferible, lo que nos indica que hay mucho pseudoperiodista queriendo ser político, políticos con alma de tuiteros, mucho tuitero que va de científico, y lo más lamentable mucho científico en paro. Y teniendo en cuenta que los tomates ya no saben a nada, así nos va, queda claro que las plumas se van cayendo con la edad

Grandes son aquellos que a pesar de ser juzgados por ser quienes son, no cambian para complacer a los pudientes 


domingo, 8 de noviembre de 2020

APRENDIENDO A LIGAR

 


El exceso de tiempo libre y la escasa verborrea conquistadora producen el escarceo en casi cualquier sitio que disponga de tarifa plana, de hecho el reality  “ first date” es una muestra de cómo pillar cacho con un poco de pintura y algo de pelo pincho. Por lo que no es de extrañar que se abran talleres de casi cualquier cosa con tal de tener un intercambio de lenguas, sobre todo en los tiempos que corren.

El otro día me encontré con un buen amigo, pero que es gilipollas, bueno, cariñosamente hablando, el cual después de los cinco cardhu en la esquina de la barra, (apenas nos movimos del sitio) me conto que había tenido una nueva experiencia ligada a su eterna búsqueda material del intercambio. Comenzando de esta manera que relato:

Fernando el gilipollas se dio cuenta de que aquello era una nueva oportunidad en su incansable búsqueda del amor carnal. Por lo que entre los dos talleres que había eligió el de costura ¿Por qué escogió la costura y no la cocina? En primer lugar, en los talleres de costura suele haber más mujeres que saben hacer maravillas con sus manos y hombres de dudosa heterosexualidad, y en segundo lugar en el de cocina hay demasiados gordos.

Vamos que la costura era el escenario perfecto para un depredador como Fernando que últimamente solo sobrevive sorbiendo agua de charca y comiendo alguna almeja de playa.

decidió que se apuntaría al taller de costura en el convencimiento de que todas las mujeres comenzarían a imaginar como enhebraría y penetraría con poder y fuerza su aguja al contemplar al único macho heterosexual de su particular mundo. ¿Qué podía fallar? Como siempre: casi todo.

El grupo estaba formado,  por Antonia (56 años y con tanta laca en el pelo que ella sola podía acabar con la capa de ozono), Adriana (52 años, obsesionada por el yoga y los gatos), Susana (55 años, con unas piernas largas y los labios pintados de un rojo tan intenso que parecía anunciar que tarificaba el amor), Paquita (58 años y con un baile de mano que le permitía el milagro de enhebrar una aguja en apenas 15 minutos), Rosa (52 años, vestida como una hippy y con un peinado de rastas que tenía más mierda que un vertedero ilegal) y la profesora que se llamaba Alicia, tenía unos pechos que acababan en punta y le sobresalían mas allá que sus narices además de unas caderas anchas y un  canalillo inestimable para explorar, en el cual se perdió más de cuatro Misisipi en recorrer con la vista, y era la única joven del grupo, o al menos era la más joven a sus 45 años, (demérito del resto, claro).

Por supuesto, el gilipollas dirigió toda su atención hacia la profesora, aunque pronto averiguo que no es buena idea hacer proposiciones deshonestas desde el minuto uno a alguien que lleva un alfiletero colgado del brazo y unas tijeras al cuello. Las agujas duelen, aunque duele más aun el rechazo.

Menuda decepción pensó Fernando ¡aquellas personas estaban allí para aprender a coser! ¿Quién diablos se apunta a un curso donde hay otras personas si no es para encontrar el amor horizontal? Pues resultó que todas aquellas mujeres estaban allí para coser y se suponía que él debía hacer lo mismo. Quizás con un poco de paciencia conseguiría su objetivo que no era bordar sino abordar y penetrar.

Así que el segundo día la mente turbia de Fernando el Gilipollas, se inició en aprender el noble arte de la costura, no obstante, no hay nada más peligroso que una aguja en manos de un completo gilipollas. A la primera de cambio, la aguja penetró dolorosamente en su pulgar lo que le hizo saltar de la silla y, debido a su elefantiásico volumen, derribo todo cuanto encontraba en su camino con el resultado que se clavó una de las agujas de bordar justo en la entrepierna, más exactamente en el huevo izquierdo, y esto hizo que con su codo derecho se clavase entre los puntiagudos pechos de Alicia la profesora que a su vez propino un soberbio golpe en las nalgas de paquita que por el efecto del golpe clavo las tijeras en el muslo izquierdo de Susana,……. Realmente fue un Reality show

¿Y Paquita? Le pregunte, bueno, la semana pasada fuimos al entierro, al parecer unas afiladas tijeras pueden volar por toda una habitación y acabar clavándose en la garganta de la más débil del grupo.

 Darwin tenía razón, - le dije - la selección natural hace su trabajo sin dudarlo. ¿y Por qué fuiste al entierro? - Continúe preguntando, - En cierta manera, - me dijo:  yo fui el culpable de que todas asistiesen llenas de tiritas, vendaje, yesos e incluso un parche. Y aunque todas me miraban mal acudí al entierro, porque nunca se sabe dónde puede uno encontrar el amor horizontal, a pesar de las dificultades.

 

 


domingo, 1 de noviembre de 2020

LA CORBATA

 


Hoy toca un tema muy irascible para un sector de la población, quizá muy apegado al suministro de bebidas, en detrimento de aquella imagen no muy lejana de Bankinter y sus ejecutivos al uso, El pasado domingo 18 de octubre se celebró en Croacia el día mundial de la corbata y Esto me recuerda que cuando veo que es el día mundial de algo no puedo evitar tirarme al suelo y revolcarme de la risa. Siempre hay un día mundial de algo para algún tonto necesitado de día mundial de algo. Los humanos nos inventamos nombres para las cosas, después las etiquetamos en grandes enciclopedias, después buscamos un día y declaramos el día mundial de esa cosa para que todo el mundo sepa que le hemos puesto un nombre y hay alguna explicación escrita en alguna enciclopedia.

En su gran mayoría los días mundiales son para concienciar a la gente sobre enfermedades y males de esos que destruyen el mundo, que algunas puedo llegar a entenderlas, aunque me parezca extraño celebrar una enfermedad con todos tus amiguitos del mundo mundial que toman las mismas pastillas que tú.

En cuanto a la corbata, quizá porque todavía mantengo una buena colección ya que por un protocolo no escrito no se debía repetir la misma prenda cada día y a su vez acompañarla con la sonrisa mañanera puesta, para que así nadie se pudiera quejar de la falta de clase,  siendo atento y respetuoso en las reuniones, aunque sin olvidar el tono irónico en el café de media mañana y una pizca de sarcasmo a la hora del vermut para quitar los colores a los usuarios de los “Boggi Milano” paseantes de la moqueta

Lo curioso del caso es que la “hrvastka” viene de Croacia, cuando la soldadesca durante la guerra de los treinta años abandonaba la casa y sus amadas rubias le colgaba al cuello un pañuelo rojo en señal de fidelidad y espera. Esto le gusto tanto a Luis XIV rey de Francia por aquel entonces, que la incorporaría a su ejercito con el nombre de Cravette. Y luego se extendió por todo el mundo,  implantándola los ingleses  allá por el 1880 en los colegios y clubs como, Oxford University, Exeter College, con distintos colores para diferenciarse unos de otros, no necesariamente los escoceses de los galeses, o estos últimos de los irlandeses. 

Ahora bien, lo que define la elegancia de la corbata y la clase del individuo que la luce es el “nudo”, pues el nudo debe de adaptarse al modelo de cuello de camisa, no se debe mezclar un cuello italiano con un nudo windsor seria evidentemente horrible, en la obra literaria atribuida a Honorato ( menudo nombrecito) de Balzac  L´Art de mettre sa cravattede “ publicado en 1827 donde se muestran veintidós formas de anudarse la corbata, yo hare referencia a solo cuatro en función de la camisa y la elegancia, clase y altura, del personaje que tenga a bien su utilización a la hora de parecer

Nudo Windsor o inglés:  como indica su nombre un poco retorcido se utiliza exclusivamente con las camisas de cuello ancho inevitablemente blancas

Nudo medio Windsor o español:  este si es más conocido en España por razones obvias, se utiliza tanto con camisa de cuello ancho como cuello italiano o largo independientemente del color o rallas, evitando naturalmente los cuadros superpuestos

Nudo americano Four-in-and: este se popularizo en la película 12 hombres sin piedad de 1957, es muy fácil de anudar y sirve para casi todas las camisas si bien es recomendable para la de cuello de botones al contrario de como la lucia Fonda en dicha película

Y por último una recomendación no usar nunca, jamás en ninguna circunstancia el sistema americano o Bankirtiano, de camisa blanca de manga corta con corbata, ni se os ocurra, salvo si atáis haciendo una barbacoa en algún chalet de california o alguna casa hispana de Texas, claro o trabajéis en McDonalds


domingo, 25 de octubre de 2020

GAMBITO DE DAMA


Mostro la patita una y otra vez para vender Un proyecto estéticamente bonito con algunas interpretaciones soberbias, lacrimógenas y llenas de “su” ética, y todo al servicio de unos arquitectos de una historia que se muestra inflada a medida que llega al final, pues el gambito no fue aceptado

 Es sin duda una serie por capítulos, que se parece al submundo del ajedrez, ese universo paralelo con sus propias estrellas, egos, carencias y dependencias de los pastores que muestran sus ovejas cada vez que hay un torneo con el fin de propiciar miedo escénico sobre el tablero

 Aunque nunca paso de ser una jugadora de clase C, toma el pulso feminista de una época que en un espacio tan cerrado como el ajedrez parece atrapada en un tiempo donde los relojes de competición todavía eran de cuerda.  

 Intento aprender el arte de mover las piezas gracias a interactuar con un bedel del jefe del club, y gracias a ganar su primer torneo infantil se le unieron los mullidores de vacas, y dice su primera frase a la periodista de life “ me gusta el ajedrez”  porque en el mundo de 64 casillas puede llegar a sentirse segura y dominadora de los tranquilizantes. Un mundo dentro de otro mundo

 Las estrategias y los tiempos del ajedrez son infinitos para dominarlos y solo con la táctica es muy difícil ganar la partida, el resultado ajusta cuentas, y de una forma notable y sobre todo disfrutable con todos los fantasmas del juego considerado más difícil del mundo, la princesa perderá la dama y con ello la partida  

 Una serie que recomiendo ver en Netflix, a bajo precio, que siempre hay uno, el talento

 


 

lunes, 12 de octubre de 2020

LA NOCHE ROJA

 


Tal como éramos, corría el año 1975 de aquel lejano siglo XX, cuando en la madrugada del 21 de marzo día de la primavera, paria el 1r LP “El Patio” y nacía el rock progresivo de Triana en España, poniéndose de largo el 14 de abril a través del sello Movieplay, desde entonces sus estrofas llaman a la ventana todas las mañanas cuando apenas asoma el sol, o una lagrima solitaria se muestra al anochecer

Los trianeros tararean aquella de:  Yo quise subir al cielo para ver, y bajar hasta el infierno para comprender, que motivo es, que nos impide ver. Abre la puerta niña que el día va a comenzar, se van los sueños, que pena da despertar 

Muchos recuerdan cuando apenas con los veinte años subieron al Lago, para conocer algo nuevo, reuniéndose allí y sí que todo comenzó a surgir como un sueño, incluso por la noche algunos vieron al pájaro blanco volar

Por aquel entonces Pink Floid triunfaba en el mundo, y comenzaba a usarse la Bajada al moro, para acompañar el coloque, de  The Dark Side of the Moon, o de sus coetaneos Supertramp con su Crime of the Centuty, pero aun iban a ocurrir muchas cosas mas antes de finalizar el año, produciendo la alegría de todos el 20 de Noviembre del mismo año   

El siguiente salto hacia la libertad se produce en 1977 cuando los hijos del agobio mediante un rumor por las esquinas anuncian que va a llegar, salió del silencio en un eco de una voz que se expandió por el viento cuando la guitarra le hablo a la mañana de libertad   

Después llego la sombra y luz, y quiero contarte niña como cambia el sentido de las cosas, quiero contarte niña como lo vi ayer, donde las luces de la discoteca MM de la calle Bejar de Madrid iluminaron tu figura.

Tu frialdad niña provoca que cada noche mi vida es para ti como un juego cualquiera y nada mas, porque a mi me atormenta en el alma tu frialdad, y con los trebejos debajo del brazo fui de torneo en torneo buscando el mate a la dama olvidándome del Rey  

Y llego el día que no siento que me ahoga la nostalgia, estoy muy cansado de llorar, ya no importara más quien gane, y no quiero de esta fuerza escapar, volare por las estrellas una en una, y pediré al sol que toda mi fortuna sea un rayo de sol perdido en alta mar

Cuando el sábado noche llega surge ese amor desesperado, y niña tienes algo que me puedes dar, brillan tus encantos al caminar, una noche llena de color con caretas y sabanas cambiantes  

Y llegamos al final cuando se acaba cuando se termina la prosa de la Rosa el 14 de octubre de 1983

Una vida de música trianera que fue y será lucero y guía del sentir diario 

Homenaje a Triana