UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

lunes, 29 de agosto de 2016

NO ES NO, AUNQUE SE PIERDA



La verdad es que hay pocos, pero los pocos que hay, se hacen notar demasiado

Tenía la mirada perdida hacia la ambarina laguna, que esa mañana centelleaba con una espectral luminiscencia expedida perversamente por un sol garfioso.

El reposo tras toda la noche de ímproba huida hacia adelante a través del desangelado páramo en otra hora repleto de erguidos nogales y hoy convertidos lamentablemente en leña.

Quietud. Calma. Apatía.  Inactividad.  Indiferencia. No percibió señal alguna de persecución, ningún zarandeo de pisadas, ninguna voz. Tras doscientos días y varias noches en blanco, desde el hurto de la tajada de poder, no ha logrado despistarlos.

Pero ya era tarde, lo habían localizado vía satélite. Se dio cuenta de ello y entonces con trémulo pulso, vigilando el macuto dónde escondía la carnadura del poder sustraída, empuñó su punzante daga y con precisión parkinsoniana la inyecto en su velludo ano. Con radiales y desgarradores movimientos consiguió extraer el chip de localización que aquellos cabrones le engarzaron por vía rectal.

Su disculpa frente a los de la papeleta fue:   ¡¡ Me jode Perder ¡! 

No hay comentarios: