UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

sábado, 27 de octubre de 2012

Y COMENZO LA NOCHE



 

Con mi corazón de muerte herido, aun pido que te vaya bien en todo, solo recuerda que aquí todo se paga, yo no veré ni quiero ver tu castigo, cuando alguien te haga lo que tú hiciste conmigo, porque de este mundo nadie se va debiendo nada, y todos pagan su castigo 

Mi corazón estará en la sombra, solitario, y en la niebla viviré perdido.
Pero si abres  la ventana, tu luz será como la estrella que ilumine mi camino. 


Yo estaba sentado a la barra tomando un cien pipers cuando se acerco por la espalda, se sentó a mi lado y dijo:
-¡Hola! No me conoces pero me presento: aún no lo sabes, pero soy la mujer de tu vida.
Me reí abiertamente, la mire de arriba abajo y mientras adoptaba una postura de película, acariciando mi mentón le dije:
-Vaya, encantado de conocer a la nueva mujer de mi vida. Me llamo Manolo.
-Yo Tamara. Encantada Manu. ¿Tomamos algo y así te cuento cómo va a ser nuestra vida a partir de ahora?.
-No le tienes miedo a nada, Tamara.
-Estarás de acuerdo conmigo en que eso es un lujo y una pérdida de tiempo.
-Estoy contigo sí. Yo invito.
Y nos dieron las diez y las once, las doce y la una, y las dos y las tres y desnudos al anochecer nos encontró la luna.

No hay comentarios: