UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

viernes, 19 de octubre de 2012

ODA A LOS TRILEROS





Mi estimado amigo Miguel en una mañana lucida de lunes, mientras caminábamos por las aceras revisando el bien hacer de albañiles en las obras de diversos edificios de la ciudad, comentábamos sobre las habilidades de ciertos individuos de la esfera social que nos rodea, llegando a la conclusión de que son unos elementos  hábiles con la palabra, rápidos con las manos, mentirosos, tramposos y tentadores. 

Para ellos no existen fronteras, su ámbito de trabajo es todo el planeta; y  su jornada laboral, indeterminada. Sus clientes son cualquier ciudadano que les preste atención y quede embelesado por el embrujo de sus sonrisas y sus mensajes. El perfil de sus víctimas es variado; el joven inocente que quiere cambiar el mundo, el ama de casa avispada que pretende la compra mas barata, el malicioso anciano en busca del capricho, el trabajador desesperado, el pícaro estudiante de sociología, el parado en busca de trabajo, el letrado listillo, el despistado transeúnte, el señorito avergonzado o el juerguista trasnochado.

Cualquiera puede caer en la  invisible red del dador de ilusiones, los he visto como actúan en Santiago, en Pontevedra y en Ourense, incluso los vi actuar en Valencia y en la Barcelona cosmopolita. Sus herramientas favoritas son el arte de la palabra, los papeles, los contratos, incluso cubiletes  y cartas, o cualquier elemento que cree cierto grado de confusión,  Una vez que el sorprendido votante  ha adoptado una solución, ya no hay remedio; no vale desesperarse, arrepentirse, llorar, desgañitarse o patalear; la irreversibilidad es firme. Por lo que la no sentirse engañados por trileros, Condes, y Barones.  Por lo que la  mejor solución para evitar estos malos  es mirar a la izquierda  con igualdad y solidaridad, sin prestar atención a esos trileros travestidos a vendedores de ilusiones.

No hay comentarios: