UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

miércoles, 3 de junio de 2009

CARTA AL DEPARTAMENTO DE CONTRATACIÓN



Estimado Sr.:


Hay varios trabajos en los últimos años que todavía no se han terminado y que no se terminaran, y todo eso, Señor, es por la confusión que causan las frecuentes rebajas que se realizan en sus obras, además de otras particularidades conocidas por Usted, lo que no sirve más que para atraer como contratistas a los miserables, pillos, ignorantes y mediocres, y ahuyentar así a aquellos que si, son capaces de conducir un proyecto o empresa. Yo digo más, y es que ellos de esa forma retrasan y encarecen considerablemente las obras que usted contrata, porque esas, prebendas prometidas, rebajas y economías tan rebuscadas son imaginarias, y lo que un contratista que pierde hace, lo mismo que un náufrago que se ahoga, es agarrarse a todo lo que puede, y agarrarse a todo en el oficio del profesional, es no pagar a los suministradores, dar salarios bajos, tener peores obreros, engañar sobre todas las cosas y siempre pedir misericordia contra esto y aquello.

Y de ahí bastante, señor,`para hacerse ver la imperfección de esa conducta, abandónela pues, restablezca la buena fe, encargar las obras a un buen profesional que cumpla con su deber, sea siempre la solución más barata que pueda usted encontrar.

1 comentario:

carmen_modia_5 dijo...

pues si los contratistas malos encarecen todo,y le mayoria de los jefes con esto de la crisis aprovechan para hacer su agosto. en fin que es la pescadilla que se muerde la cola, jejejejeje...