UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

domingo, 3 de junio de 2012

APARENTANDO APARENTAR

Según parece, aparentar ser lo que no somos para acercarnos a nuestros congéneres del sexo opuesto, o a otros personajes “situados” es la mejor vía, aunque parezca un contrasentido. Apropiarse y utilizar, esa maravillosa rama de la ciencia de la mentira que está basada en la fórmula de "yo no miento, eres tu quien me juzga de manera equivocada" es una buena referencia a seguir

Es decir haz aquello que quieres hacer de una manera que los otros crean que lo haces de una manera que no lo quieres hacer, y al revés. Si es que alguien fue capaz de comprender la frase anterior, es que esta en el buen camino, o en el mal camino según se mire, de haberse iniciado en este juego de falsas apariencias y complejas sexualidades que os preguntareis vosotros ¿por que funcionan?

Pues muy fácil.  Gracias al más simple de los principios de la simpatía parcial cerebral endogámica lateral aplicada al subyugamiento del cortex monogamico oblicuo. O lo que es lo mismo: la mentira. Porque a los ojos de los demás somos simples símbolos de lo que imaginan que somos. Pero el mundo ideal solo sucede en la irrealidad, por eso se miente para conseguir ser mejores, ser depredadores que quienes nos rodean. Dentro de cada hombre hay una mujer y dentro de cada mujer hay un hombre,…..bueno eso es lo que dicen los sicólogos estudiados…. Los otros  simplemente te cobran la consulta

Lo único que hay que hacer es encontrar donde se esconde esa personita con cuernitos que todos llevamos dentro, sacarla a la luz, hacernos pasar por el mejor amigo gay de la vecina buenorra del quinto izquierda  y adelante... No importa el engaño que origina la experiencia si la experiencia finaliza en fornicio, o en una gran amistad con el político de turno. De verdad, amigos y amigas, Creedme,   en el juego del amor no hay reglas, en  la política están prohibidas y en el del fornicio además de no haber reglas hay sudor y jadeos. ¿Quién dijo que la guerra era algo limpio?  ¿ Sun  Tzu?

Vivimos en una sociedad en la que desconfiamos de cualquier acercamiento del tipo que sea,  porque desconfiamos de las intenciones del contrario, e incluso de nosotros mismos. En esta vida hay personas que se acercan a nosotros en busca de favores, sexo o dinero y como el dinero forma parte del pasado, y los favores cuestan pasta,  lo que queda es que en tiempos de crisis el sexo es el motor de nuestra ambición. Porque fingir que eres banquero no atraerá dinero a tu cuenta corriente ni títis a la piltra. Desconfiamos  hasta del banco que nos regala una vajilla de manera desinteresada. No estamos acostumbrados a abrir nuestra confianza a nadie así que imaginaros abrir otras partes de nuestra anatomía...

En una ocasión u “amigo” me conto: un día me hice pasar por gay para ligarme a una compañera de trabajo y lo único que conseguí fue que los tíos  creyeran que soy maricón y que las tías  creyesen que soy un gilipollas mentiroso. La verdad es que no se equivocaban demasiado, sobre todo las segundas. ( le pensé yo, en la misma cara)

Por lo tanto, la cuestión consiste en acercarnos a nuestra presa, ganarnos su confianza, fornicar con ellos/as y a la mañana siguiente decir de la manera más convincente posible   “¡me has curado!”.

Dicen los puros de corazón que si nosotros no decimos nuestra verdad nadie la dirá.


No hay comentarios: