UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

sábado, 12 de mayo de 2012

SIN FALTAR A LA MENTIRA


La verdad no esperaba tanta sinceridad mentirosa, pero observo que en la oscuridad negra de la noche, y teniendo un cubata en la mano y más de cuatro entre pecho y espalda, algunas mujeres padecen de una diarrea verbal inconmensurable. Eran más de las cuatro de la mañana, en el Pub  sonaba un tema musical de aquel grupo llamado América: “un caballo sin sombre”,  Los neones rojos, verdes, y azules hacían resaltar sus labios de un rojo brillante, la camiseta azul celeste ceñida dejaba ver generosamente el canaliño de sus pechos, su corta falda negra permitia ver unas piernas torneadas de gimnasio,  sus ojos de un color negro profundo  miraron fijamente a los míos, que no acertaban a donde mirar, y entonces pude  escuchar entre la melodía, que decía :

  Soy una persona superfalsa, me reconozco, y lo admito, no como la mayoría que van por ahí con el típico rollo de que son auténticas, gente de verdad, gente de ley, como dice Rosario ¡qué valor!, todas somos superfalsas, superegoistas, y superfluas  ¿donde estamos? donde mejor nos bailen el agua, ni más ni menos, ni un poquito más adelante ni un poquito más atrás, justo donde más nos conviene, de ahí no nos movemos, hasta que deja de convenirnos. No hay víctimas solo hay personas con intereses, jodidas por los intereses de otros, y tampoco hay verdugos solo hay personas que joden el interés de otros por su propio interés.

Tomo aliento, acerco la copa a sus rojos labios carnosos y continuo diciendo:

 Soy falsa, sí, pero falsa  de verdad y eso me distingue. Voy donde  y con quien me de la gana, me llevo bien con todo el mundo y si algo me estorba de ti , te pongo a caldo, como mínimo, y sí el estorbo es tal  que me rompe algún esquema o me impide seguir adelante, entonces te crítico , manipulo, extorsiono y luego busco razones para creerme que no tengo la culpa que soy la parte afectada del conflicto. Así duermo tranquila y no tengo que andar cambiando mi forma de ser, sólo por haberme topado contigo.

Yo ya había dejado de fijarme en sus torneadas y amplias caderas, había dejado de fijarme en sus puntiagudos pechos, ya no miraba sus piernas, había empezado a mostrar interés por aquella frenética verborrea, que acompañaba con gesticulaciones de sus bonitas manos de uñas largas y pintadas de distintos colores,  levante de nuevo la copa y tome un sorbo de cardhu, redoblando el interés en escucharla, sin dejar de ver aquellas largas y torneadas piernas

Soy una hipócrita, tengo una familia hipócrita, unas amigas hipócritas, un trabajo hipócrita y vivo en una ciudad hipócrita, así es que como todo pilla el mismo tono casi no se me nota,  incluso hay gente que me puede juzgar bien,  superficialmente, que es como todos juzgamos siempre, adjetivos como: divertida, buena gente, cariñosa, entregada, eficiente, entusiasta, positiva, ¡pero por favor, Nadie es así! , todo eso son consecuencias, que no causas, exteriores, que ocultan nuestro verdadero yo. ¿Y cual es nuestro verdadero yo? ,el verdadero yo es una especie de bola negra, compacta y homogénea de pura mierda.

Todos somos así, que miedo hay en reconocernos.  Bueno..... pense .... para una vez que alguien dice una verdad, no sere yo quien diga una mentira.


No hay comentarios: