UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

martes, 7 de febrero de 2012

UN GIRO DE 360 GRADOS

El “Jefe” dio exactamente un giro de 360 grados que le ha permitido volver a quedarse donde estaba tras mirar todo lo que había a su alrededor.

Durante los últimos dias se ha  podido cambiar casi todo, han podido abrir las puertas , las ventanas, tomando decisiones valientes que les llevasen a liderar de nuevo los procesos democráticos internos,  elecciones directas por parte de los que pagan de los futuros Secretarios Generales,  aprobación de  listas abiertas.

En vez de eso han dejado pasar la oportunidad, cediendo la responsabilidad de tomar esas decisiones a una nueva Conferencia, de la que no se sabe nada más allá de una fecha aproximada y cuyas resoluciones deberá aprobar el Comité elegido por el “Jefe” para que finalmente supongan cambios en los estatutos. Por tanto nadie puede decir que del  Congreso haya salido realmente un cambio, tal vez -siendo generosos- se podría hablar de que se ha aprobado la voluntad de valorar un cambio…

Tal vez  el shock de la fuerte derrota fue lo que ha impulsado a una mayoría de delegados a poner el freno, y a dejar que el “aparato” decida  apostar por lo que estaba y no arriesgar a dar pasos hacia adelante. Una revisión de aquel "virgencita que me quede como estoy" sin haber valorado bien que en la situación en la que se está en estos momentos es sencillamente inasumible, tanto para los que pagan  como para la ciudadanía que necesita una posición fuerte.

Se ha dicho que era el mejor momento para arriesgar y era cierto. Cuando se tiene más que ganar que perder cualquier propuesta es buena y cualquier debate es válido.

Además, los que meten la papeleta en la urna y aquellos que una vez lo hicieron estaban esperando un mensaje que supusiera la confirmación de que algo se había removido, de que se había escuchado y entendido el mensaje de apertura y participación que la Sociedad le pedía. Tendrán que esperar más para verlo a pesar de que no se va especialmente sobrado de tiempo.

En todo caso, ahora el “Jefe” es más fuerte y tiene una dirección perfectamente unida en torno al proyecto del “Jefe”. Eso garantiza solidez de los que discuten y respaldo del grupo a sus portavoces, puesto que la falta de cambios no significa que ahora esté peor, simplemente que podría -si hubiera acertado- estar mucho mejor.

No hay comentarios: