UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

domingo, 18 de septiembre de 2011

LAS LEYENDAS URBANAS

Hay un experimento sociológico que trata sobre la distorsión y deformación que la información sufre a medida que se transmite de unos a otros.

Ejemplo:    Se coge a varias personas y a una de ellas (a) se la introduce en una habitación y se le cuenta una historia o narración mientras el resto aguarda fuera y no escucha nada. Luego  se hace pasar a otra persona (b) a la habitación y (a) le cuenta esa historia. Sale (a) de la habitación y entra (c) a escuchar la narración de (b) y así sucesivamente con todos los demás miembros que participan en el estudio.
 Las conclusiones son evidentes: la información, la narración, que recibe ( f) o ( k) llega totalmente desvirtuada de la originaria  que le fue suministrada en un principio a (a) y con nuevos elementos añadidos y otros esenciales de los que se ha prescindido.

RICKY MARTIN Y LA MERMELADA: Mítica leyenda donde las haya del folclore patrio. Programa "Sorpresa, Sorpresa". Años 90. Isabel Gemio. Ricky Martin escondido en un armario para darle una sorpresa a una adolescente. La adolescente tiene un perro que se llama Skippy. La adolescente va a la cocina y coge un bote de mermelada  y... el resto ya es historia.
Este es el ejemplo perfecto de la mecánica de una leyenda urbana porque... ¿ alguien vio ese vídeo? ¿ alguien sabe de su existencia? Bueno, sí, porque todos conocemos a alguien que sí, que lo vio: un primo de un amigo, un amigo de una amiga, el gato de un cuñado divorciado...
La imaginación al poder

 LAS GRANJAS DE ANIMALES MUTANTES DE MCDONALDS: En las zonas más recónditas de las praderas de Kentucky  allá por las Américas existen inmensas granjas donde unos bultos transgénicos y vivos, sin extremidades, cartílagos o huesos son alimentados por sondas y su carne manipulada genéticamente llega a nuestras bandejas en forma de Big Mac o Mcnuggets.
Este argumento que parece sacado de un capítulo doble de X-Files tiene numerosos seguidores a lo largo y ancho del mundo ( en general frikis de los cómics, la Science Fiction más hard o las conspiranoias más enrevesadas... o sea,  gentiña como yo).
Yo cuando voy a McDonalds, me pido una Big Mac, patatas De Luxe y 4 Mcnuggets, pero mientras devoro esta insípida suma de calorías me surge un extraño cargo de conciencia, pienso en esas "cositas" sin ojos, huesos o cartílagos que se apilan por millones en esas granjas ocultas y me entran unas ganas tremendas de liberarlas de su yugo, ponerme al frente de ellas y conquistar el mundo, como un Braveheart  cualquiera.
Pero luego me digo: ¿ y sin ojos o patas cómo demonios las guío? ¿ Hacia dónde? ¿¿...??

COCODRILOS GIGANTES EN LAS ALCANTARILLAS DE NUEVA YORK:  Hay mucha gente que se deshace de sus mascotas cuando crecen, las tiran por el wc o por una alcantarilla y éstas sobreviven entre la oscuridad y los detritus, mutan, procrean y dan lugar a una nueva especie de seres vivos gigantes que algún día conquistarán el mundo, como Godzilla o los robots que le lanzaba a Mazinger el Barón Ashler.
Mítica leyenda urbana donde las haya que ha alimentado la imaginación de millones de seres humanos, de guionistas de cine y tv, de escritores de pulp... llenando contenidos y minutos en programas como los del entrañable Íker Jiménez, etcétera.
Un tesoro de la cultura popular que debemos  transmitir de generación en generación y contar a nuestros hijos en las largas noches de invierno con grandes tormentas repletas de relámpagos.

UN NIÑO SE PIERDE EN EL CORTE INGLÉS:  Un niño o niña que se pierde en cada Corte Inglés de la ciudad y nunca aparece. Es como lo del tipo que sale a comprar el paquete de tabaco en bata y se desintegra en el trayecto.
Todo muy raro. Si aún se perdiese en un ayuntamiento lo entendería, porque existen momentos en que el edificio queda solo, con todos los funcionarios tomando cafés o haciendo la compra en los Eroskis de los alrededores, y el niño se puede despistar entre los pasillos de ficheros vacíos, las pilas de trabajos pendientes y las filas de carpetas desordenadas.
¡¡¡Pero en el Corte Inglés no, coño, que allí trabajan y siempre hay gente...!!!
Que me decís del abuelo o abuela que entra en una tienda de chinos y ya no se le vuelve a ver? Los chinos comen perros…. Pero abuelos…. No se ….yo

No hay comentarios: