UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

sábado, 23 de julio de 2011

SOLO EN CASA LOS RODRIGUEZ

No hablo del grupo musical en el que estaba  Calamaro en los noventa, ni de esos aguerridos e intrépidos  apellidos conquistadores de las indias, ni creo que  haya constancia de  una referencia histórica a un tal Rodríguez, sino que más bien parece la elección de un apellido muy común. Pero …. no hablo de esos rodríguez.

Los rodríguez :  se dice del compañero, marido, amigo  que, por alguna razón y especialmente en el verano y en agosto por las vacaciones de su pareja , se queda solo en casa y se ve obligado a realizar todas las tareas domésticas de las que, en general, se ocupaba la otra parte.

LA  expresión “ ESTAR DE RODRIGUEZ “  es  moderna,  aparece sobre la  segunda mitad del siglo  XX  y se populariza en las discotecas  Españolas de  los años 60 y 70 de las grandes ciudades,  cuando se inicia el cambio social que lo genera,  y motivado por el disfrute de vacaciones de Agosto de las esposas con el traslado de los vástagos a la playa,  permaneciendo el marido en la gran urbe acudiendo a su puesto de trabajo

Es entonces cuando se produce el  “ RODRIGUISMO”  haciones varias que realiza el rodríguez aprovechando la ausencia de la pareja que se las impediría , aunque en la actualidad también se aplica frecuentemente  a las mujeres  (después de todo, ahora incluso les salen al parecer cosas de los cojones) :, especialmente salidas nocturnas caracterizadas por la ingesta inmoderada de alcohol e intenciones lúbricas apenas disimuladas aunque raramente satisfechas y demás acciones subversivas,  siendo esta  la parte “ POSITIVA”  sentirse  bachelor

La mayor tragedia de quedarse solo en casa haciendo  de  Rodríguez  se produce con el intento de realizar  las tareas domésticas:  
. Los hombres deben abordar en este caso algunas de las tareas que no acostumbran a realizar, indefectiblemente la compra, muy sesgada hacia los botellines y los precocinados, y menos habitualmente la mínima limpieza porque siempre está todo limpio. Mención aparte merecen las tareas de plancha ( o ferro) que suscitan unos memorables momentos de gran tensión y suelen terminar en la exaltación de la belleza de la arruga ( y no precisamente las de Adolfo Domínguez) La búsqueda nerviosa e  insistente de los botones de la lavadora, no hacer nunca la cama ( su instinto le dice mejor deshacerla ) y el uso indiscriminado de colonias y otros olorosos y “quitarrugas”  

Las tres V  son las que caracterizan a los rodríguez:
Ver la tele en calzoncillos tirados en el sofá con unas birras a mano
 Volver  a casa todos  los días de madrugada tropezando con las farolas
Ver películas instructivas erótico-festivas  

http://erikras.com/2011/04/21/spanish-lesson-estar-de-rodriguez/

No hay comentarios: