UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

sábado, 8 de enero de 2011

MI QUERIDA PICARA

Amado mío:

Por su carta veo que es usted un joven
simpático y cariñoso, listo y empren-
dedor de los que me gustan, con una posición
elevada y muy digna de una donce-
lla hermosa.

Al leerla me llevé la mano a mi corazón, ya que

latía forzado por un cari-
ño anhelante, y gozosa me hice una pasional
ilusión, informé a mama por ser hi-

ja inmejorable. Mi padre me dio por cuenta de
toda la familia permiso para ver-
lo, y mi hermano y todos sus amigos jóvenes y,
por tanto, comprensivos, coinci-
dieron conmigo.

¡ Cuando podré disfrutar de ese carácter ideal,
forjado en una vida de traba-

jo inmenso! ¡Que gran placer será mas pronto
o más tarde corresponderle y a-
marlo intensamente!

Espero que haga usted una buena labor, pues
no tener novio tenía consu-
mida a mamá y a mis hermanas.

Siempre tuya: María

No hay comentarios: