UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

domingo, 10 de octubre de 2010

LA IRONIA DE LA CAMA


Mientras le miraba saque un paquete de cigarrillos del bolsillo de la Gabardina, extraje uno para mí y le ofrecí otro a él, alargo la mano y dijo:

“Únicamente sé de un hombre que amaba las camas más que yo, y él mismo me contó su historia una semana antes de que le colgaran. El amor que sentía por su vieja cama era algo realmente hermoso, conmovedor. No consentía que ningún extraño durmiese en ella. Una noche, al regresar a casa, se encontró con un desconocido metido en su cama y le mató de un tiro en la cabeza. Luego me aclaró:

- Que mi mujer estuviera en la cama, no me importó, porque, después de todo, es de la familia. Pero aquel individuo no era amigo mío”.

Luego tranquilamente enciendio el cigarrillo, dio media vuelta y se alejo camino de su celda


No hay comentarios: