UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

miércoles, 8 de abril de 2009

LA GESTIÓN DE RECURSOS

Parece que ahora con el inicio del tercer milenio, algunos han descubierto ( maravillados, por cierto ) que las organizaciones están conformadas por personas (¡¡¡¡¡) y que la principal fuente de creación de valor está dada con el conocimiento que emerge como fruto de la interacción humana, ¡ Que el conocimiento es un hecho social !

El éxito de toda organización depende de una serie de factores, en su mayoría, referidos a la actividad de la Gestión de los Recursos Humanos.

Precisamente esta area se enfrenta hoy a los grandes retos por los cambios que se deben producir en la dirección de la Organización en todos los aspectos, y su repercusión inmediata en la militancia, como también en los procesos económicos y sociales.

Esto conlleva a la necesidad de adquirir nuevas sinergias en cuanto a cómo liderar los Recursos Humanos de la militancia en los tiempos, que debemos afrontar .

Nuestra Organización no escapa a estos cambios que inciden directamente sobre el modelo de liderazgo y militancia, cuyo componente más delicado y complejo recae en la Organización que se enfrenta con frecuencia con grandes obstáculos y resistencia a los cambios.
En los momentos actuales estamos y debemos estar inmersos en el Perfeccionamiento, que tiene como objetivo obtener eficiencia, eficacia y efectividad a través de un proceso de mejora continua en la gestión de la Organización, y aunque se considere que sus bases se acercan a una gestión más moderna, se evidencia la necesidad de elevar las sinergias con la participación de las bases de nuestra Organización, en el marco de la Gestión de los Recursos, a plantear enfoques más contemporáneos.

De hecho la existencia de Castillos en la Organización, presentan un conjunto de discrepancias que caracterizan esta actividad ratificando así, que nuestra Organización mantienen un carácter administrativo y de personal y no un enfoque de Gestión de militancia y de los Recursos Humanos.

Esto fundamenta la necesidad de un proceso de acercamiento de los lideres a las bases, con una orientación de liderazgo más avanzada en este campo, a partir de un rediseño del perfil de liderazgos que permita replantear y mejorar su misión y redefinir muchas de sus funciones en las nuevas circunstancias.

1 comentario:

Luisa dijo...

El día que vea eso realizado, me alegraré. Debe ser que cuando se está muy arriba cuesta oir al de abajo o los dirigentes piensan que lo saben todo. Los de arriba sin los de abajo, no se sujetan...Hay que tenerlo en cuenta.