UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

viernes, 13 de abril de 2012

NOCHE DE LUNA LLENA



Dicen que es verdad, que se oye hablar, en las noches cuando hay luna llena, en los pafetos de  las murallas, alguien habla.

Todos  quiere ir  a la oscuridad, al atardecer, Cuando el sol ya se va, se  escucha hablar y cuentan que se ven sombras asomar, Los Puntos  70, sobre las íes.

Las luces de neón se iluminan, las puertas se abren, y entonces comienza el paseo,  entrando y saliendo mirando , y es entonces pasada ya la  media noche cuando se oyen los aullidos,  mientras las carnes prietas danzan, y el buscón canalla otea la pista mientras se esconde en las tinieblas de la barra, cuando la luna brilla con más intensidad, que las farolas de las aceras, es cuando ocurren las historias de las noches de tormenta.

Hoy hay suerte, se acerca una mujer, diciendo mientras se arregla la melena: Yo soy lola, y te quiero conocer, y como yo soy un caballero dos besos le pego  poniendo mucho interés,  debo reconocer que el whisky alegra la vida en un momento, pero el tequila te la echa a perder.  

Es lo que tienen las noches de luna llena, que mezcladas con los  alcoholes no te dejan ver,
debajo de los disfraces, Lo que puede aparecer. Eso pasa por ser cariñoso, por ser donante de placer, es que el deseo tiene riesgos que uno debe de correr, lo cierto es que poco se habla, acompáñame,  le dijo,  salieron juntos caminando y se plantaron en el hotel 

Y todo el mundo lo dice, de eso se oye hablar cuando el sol ya se va, y no aprendo, quizá porque soy maestro de la lengua, aunque algunas veces se entablilla entre los dientes para no entender lo que se escucha, un Café gitano a la mañana temprano te hace ver de nuevo el sol, y al abrir la ventana y sentir el viento en la cara definitivamente despiertas de la noche negra perra y larga

No hay comentarios: