UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

sábado, 18 de febrero de 2012

HISTORIA DE SOMBRA Y LUZ

Las Rosas son para ti,   cógelas hoy…..  Mañana es tarde para mí

Hace muchos años, una tarde de verano sobre la arena  de la playa, cuando el sol se ponía en el horizonte alguien canto: 


Quien te cantara, con esta guitarra,
Quien la hará sonar cuando no esté yo
¿Quién dará a tu casa color y a tu lecho calor? ¿Quién te hará el amor?


Con el paso de los años, la experiencia ayudo, y entonces le pudo decir al oído con un susurro:
Si te besan y dicen que te quieren,  no pienses que es verdad,
que algunas mujeres besan sin querer,  y otras te  quieren sin besar.


 



Me quede sentado en el sofá con el libro entre las manos, un winston encendido en el cenicero de la mesita, el vaso de 100 pipers cerca para darle luego un trago, la gran ventana que esta frente al sofá está orientada al sur dejaba ver una noche esplendida, llena de estrellas y  con una luna grande y blanca,  la noche de Walpurgis, pensé……. Seguí mirando y me dormí.

 Ya había anochecido hacía un buen rato. El viento soplaba con gran fuerza, como antesala de una tormenta que estaba a punto de llegar. Antes de cerrar la oficina con la llave, limpié el microcosmos vivo de pelusa, pelos y migas del teclado del  PC .  Tecleé con alguna dificultad en la pequeña consola la clave para activar la alarma electrónica, esperé unos segundos tras cerrar la puerta hasta que escuché el pitido agudo que indicaba que la alarma quedaba en servicio, y con un gesto instintivo me eché la gabardina por encima de los hombros,  el frío arreciaba y empezaba a lloviznar,  con paso rápido caminé por la calle lamentándome en silencio porque  la utopía había fracasado de nuevo un día más,   se olía la humedad en el ambiente, un frio y gélido aire recorría la calle  produciendo un sonido fantasmagórico, un perro famélico, sucio y maloliente rebuscaba en un cubo de basura de un callejón, donde en la esquina esperaba un yonki que esperaba algún transeúnte despistado para robarle la cartera, y pagar la próxima dosis de mierda de diseño,  seguí caminando rápido por la calle, me mire reflejado en la ventana de un coche, y me percate que dentro había una pareja copulando frenéticamente, entonces apreté el paso y me parecía que no avanzada, yo caminaba cada vez más rápido y no avanzaba… entonces fue cuando desperté.


Ya eran mas de las 6 de la mañana y en la radio sonaba un viejo tema de Triana de los años 80 :


Ya no siento que me ahoga la nostalgia, y estoy muy cansado de llorar
ya no importará más quien gane, volaré por las estrellas una a una
y pediré al sol que toda mi fortuna sea un rayo perdido en alta mar.      
Ahora siento que llegó el día, en que tengo ganas de vivir
de atravesar los muros y ruinas, que aunque pase el tiempo están ahí
 florecer como un hombre nuevo sin miedo a las tragedias por venir.

No hay comentarios: