UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

domingo, 20 de noviembre de 2011

ESAS GANAS DE HABLAR

Photobucket

Llegas puntual al centro de salud, para una consulta médica sobre esa carraspera mañanera, que tu ya sabes que es de fumar, pero necesitas que un profesional te lo diagnostique y te lo confirme. Te sientas a esperar tu turno escuchando música. De pronto llega una señora de edad avanzada. "¿Quién da la vez?", tu respondes amablemente, "yo". Ella te mira con unos ojos vivos una sonrisa y se sienta a tu lado. ¡ ya la has cagado! Le has dado LUZ VERDE. Te pones tímidamente el audífono mirando con el rabillo del ojo, pero no sirve de nada. Ella te comienza a hablar, Aceptas pesaroso tu destino, apagas el MP3 y te dejas llevar por la dulce voz de la anciana dicharachera.
Esto también te sucede en la calle. Justo cuando pasas por una de esas calles que el ayuntamiento está empeñado en mantener constantemente en reformas de aceras, se forma un embotellamiento humano por culpa de las obras. Una señora de mediana edad se queda clavada justo a tu lado con su peluca bien sujeta a la cabeza, sus brazos cruzados sobre su mostrador y…… "Pero por Dios, esto es un crimen, será posible? si es que esta todo lleno de obras..." La señora habla sola a toda voz, sin dirigirse a nadie concreto. Tu miras fijamente hacia delante pero no puedes evitar sentir sus ojos. Ella busca (sin importarle como te llames) tu apoyo incondicional, para seguir la cháchara un poco mas
Un sábado por la tarde sales a dar una vuelta, entras en una cafetería y te sientas a tomar un café tranquilamente, en esto observas como una señora baja las escaleras para ir al baño. Cuando sube, está sofocada, y habla sola. "A quién se le ocurre poner un baño aquí abajo". Mientras espera a recuperar el aliento sigue quejándose mientras observa a los clientes de la cafetería, y entonces encuentra tus ojos, te mira de forma descarada. Acabas de convertirte en su objetivo, quiere saber tu opinión sobre las escaleras y escuchar de tus labios que también las odias.
Y cuando vas al Banco en los primeros días del mes, te quedas en la cola esperando a que te atienda la cajera. La señora mayor que tienes a tu lado sostiene en sus manos la libreta de ahorros abierta en la página exacta. El tiempo pasa y ella ( tu también ) se empieza a desesperar, y entonces comienza a hablar sola! Se queja de la lentitud de la cajera y dice "cómo si no tuviéramos nada más que hacer" mientras te mira suplicándote con esos ojos avispados que añadas un comentario a su frase.
Lo mismo ocurre en el supermercado, estás en la cola, La cajera tarda más de la cuenta, de pronto la señora que está detrás de tí comienza a alterarse, La señora habla sola, se queja de la lentitud y repite varias veces "esto no puede ser, esto no puede ser" mientras clava su mirada en tus ojos deseosa de una respuesta inmediata.
Cuando vas en el autobús, y este se para entran nuevos viajeros, una señora se sienta a tu lado quejándose del pésimo servicio que presta el interurbano. Mientras habla sola te echa un par de miradas, quiere que le hables, lo desea con locura.

No hay comentarios: