UNA PALABRA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO ESCONDE TODO, UNA MIRADA, NO DICE NADA Y AL MISMO TIEMPO LO MUESTRA TODO

viernes, 9 de octubre de 2009

LA CONFUSION ESTA CLARISIMA !!!



Con alguna que otra sonrisa nerviosa, y también con gran horror, algunos de los lectores ( muy poquitos, la verdad ) se han dado cuenta que no entienden bien cuando una nota ( post ) está escrita en tono de sarcasmo, o cuando de alguna forma que tampoco es necesario aclarar se escribe esa nota lo suficientemente en serio coma , para ser interpretada como tal ¿?

Por lo que sería probablemente interesante que estas que siguen fuesen leídas con la seriedad que merece, ( aunque se tenga en cuenta lo irrisorio del sarcasmo senil ) mientras, yo estaré esperando sobre la arena fina con un Martini rosso agitado,
y no revuelto, ligeramente lejos de cualquier comentario que tal vez os venga a la memoria , y no precisamente histórica

El sarcasmo entre el y ella, o ella y el :

El: No sé porque usas sujetador; no tienes nada que poner en él.
Ella: Tú usas calzoncillos, ¿no?

El: Me amas solo porque mi padre me dejo una fortuna?
Ella: No, querido no. Yo te amaría sin importar quien fuese el que te la dejo.

Ella: Mira, fíjate cómo vienes, llegas a casa medio borracho?
El: No es mi culpa querida; se me acabo el dinero de la paga

El: Fíjate Cariño, con cinco centímetros más y seria un rey..
Ella: Si, es cierto cariño, y con cinco centímetros menos serias una reina..

El: Escucha amor, Porque cuando hacemos el amor nunca me dices cuando tienes un orgasmo?
Ella: Claro que si Cielo, Lo haría pero nunca estas ahí.

El: Cariño, que te parece si ensayamos una posición diferente esta noche?
Ella: Estupendo ¡! Buena idea; tu planchas y yo me siento en el sofá a ver televisión.

En una ocasión, me contaron que una pareja que llevaba muchos años de matrimonio, realizaba un viaje de placer ¿¿?? y cuando circulaban en su vehículo por la cordillera pirenaica,llevando ya un buen rato sin decirse ni una palabra debido a una de las múltiples peleas diarias de las que disfrutaban, y ya sin ninguna perspectiva de reconciliación. Al pasar al lado de una casa de campo, donde vieron que había varias mulas y cochinos, la esposa sarcásticamente preguntó:

¿Familiares tuyos, Cariño?

Sí Cielo... ¡ mis suegros !

TRANQUILOS, CUALQUIERA PUEDE EQUIVOCARSE , ……….. INCLUSO YO



No hay comentarios: